Compartir coche EnviariCalCompartir

martes 14 de noviembre de 2017 - 19h

[el derecho a la ciudad] Contrapoderes urbanos. Fernanda Rodríguez (institutoDM)

EL DERECHO A LA CIUDAD (I)

COMUNIDAD, CULTURA, CONTRAPODER

Contrapoderes urbanos. Por el derecho a desobedecer.
Con Fernanda Rodríguez, del instituto DM

El derecho de resistencia se encuentra en los albores de la democracia moderna, aparece en los teóricos de la Edad Media, en la Ilustración radical y parece siempre desbordar la democracia representativa. Lo mismo se puede decir del "contrapoder" como figura de la política antes del triunfo de la "soberanía del Estado". ¿Cómo se puede recuperar una teoría actual del contrapoder entendido como autodeterminación social? ¿Qué tipos de contrapoderes podemos construir en las ciudades? Derecho de resistencia, creación comunitaria-popular, ofensiva en forma de asalto institucional o de construcción de "instituciones" propias. ¿Qué reivindicaciones, movimientos, comunidades, en su proceso de empoderamiento, construyen contrapoder?

"El contrapoder como autodeterminación social es construcción de un poder propio, que va más allá del Estado. Su fuerza está en su propia consistencia. Y ésta reside en su condición: expresión sin delegación del poder de comunidades sociales concretas. En tanto poder concreto de comunidades concretas, el contrapoder es la única forma real, y sobre todo eficaz, en la doble crisis del Estado y la acumulación. Afirmar el contrapoder es por tanto afirmar una política sin atajos: no hay solución a la crisis en ninguna forma de delegación: ni en la soberanía del Estado, ni en el partido salvador. [...] El contrapoder es afirmación práctica, afirmación militante y afirmación comunitaria."
Emmanuel Rodríguez y Brais Fernández, "Tesis (provisionales) sobre el contrapoder", vientosur 152.

Recomendamos la lectura del libro de Raquel Gutiérrez Aguilar, "HORIZONTES COMUNITARIO-POPULARES. Producción de lo común más allá de las políticas estado-céntricas". Puedes conseguirlo en papel en La Otra, librería café, o descargártelo en pdf de la página de Traficantes de Sueños